fbpx

Portear a tu bebé de forma correcta y beneficiosa

portear

El porteo es la forma más tradicional y, a la vez, en tendencia, de llevar a tu bebé contigo de un lado a otro. Te permite tenerlo cerca de ti y estar en contacto directo con él. Utilizando un sistema adecuado y correcto para su edad, puedes portear a tu bebé prácticamente desde el momento de su nacimiento hasta los 3 años, aproximadamente. 

Aunque portear a los bebés aporta múltiples beneficios, es muy importante elegir el portabebés adecuado. Por ello, existen múltiples posibilidades, como los fulares o las mochilas portabebés, entre otros, cada uno recomendado para una edad diferente.

El porteo de forma correcta es fundamental para evitar daños en los más pequeños, por ese motivo, deben adaptarse a su posición natural. Llevarlo adecuadamente te permite ver el rostro del bebé, manteniendo un contacto visual permanente. Además de eso, debe estar a la altura de tus besos. Es decir, que si te inclinas puedas besar su cabeza. Por otra parte, su cuello no debe estar flexionado hacia arriba ni hacia abajo. Debe estar apoyado sobre tu pecho.  Asimismo, es esencial que sus vías respiratorias estén libres. 

Este sistema para transportar a tu bebe le aporta múltiples beneficios, ya que lloran menos y duermen mejor. Estar en continuo contacto físico les hace sentirse más tranquilos y seguros; y estar en movimiento les ayuda a calmarse.  A su vez, este método les permite  un mejor desarrollo psicomotor. Y es que, el constante balanceo les ayuda a tener un mejor equilibrio.  Al mismo tiempo, el porteo sirve para reducir los cólicos que sufren. Estar en posición vertical beneficia a su sistema digestivo y a la expulsión de gases.

Como puedes ver, el porteo aporta muchos beneficios a los bebés y también, por qué no decirlo, al adulto que portea. Portear al bebé le ofrece más autonomía y movilidad al tener las manos libres. De esta forma, al mismo tiempo que tienen al bebé encima, pueden ir haciendo otras tareas.  

También es importante destacar que el porteo disminuye el riesgo de depresión postparto. Mejora la autoestima de la madre y hace que se cree un fuerte  vínculo entre ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.