fbpx

Los niños y los teléfonos móviles

niños y teléfonos móviles

Cada vez llega antes el momento de que nuestros hijos tengan teléfonos móviles, y cada vez podemos tomar menos control sobre esta situación. Según el Instituto de Estadística Español (INE) , el 68,7% de la población de 10 a 15 años dispone de un móvil. 

Tampoco podemos demonizar los teléfonos móviles ni las redes sociales, ya que al fin y al cabo les proporcionan:

  • Socialización
  • Construcción de una imagen pública
  • Aceptación en el grupo y validación social

Por lo que también les ayuda, pero por desgracia, un mal uso o un abuso de los dispositivos tecnológicos puede tener consecuencias negativas graves. 

Peligros

Cuando hablamos de los peligros a los que se exponen nos referimos entre otros a una exposición continua a estímulos que producen una fuerte reacción sensorial, delitos cibernéticos como el ciberbullying, una dependencia al propio teléfono y los problemas que pueden ocasionar las redes en la salud mental y autoestima.

Por ello, es importante concienciarlos de los peligros y supervisar dentro de nuestras posibilidades el uso y tiempo que pasan en internet. A continuación, vamos a darte ciertos consejos o medidas que puedes llevar a cabo para que tus hijos puedan tener una relación más sana con Internet y los móviles.

Tiempo de uso

La OMS, recomendaba en 2019 que el tiempo de uso de pantalla en los más pequeños se limitase a una hora al día, y por supuesto, cuanto menos mejor. Ellos no son conscientes del tiempo que pasan delante de él, así que es nuestra responsabilidad llevar nosotros un control de ello.

Establece rutinas

Lo mejor es fijar horarios donde sí poder usar el móvil y otros donde no, como antes de irse a dormir, las comidas o las horas de estudio. A menos que sea necesario, evitar que lo lleve al centro de estudios para evitar distracciones.

Promueve otras alternativas

Si les propones planes alternativos estarás evitando que recurran al uso del teléfono móvil, organiza por ejemplo actividades al aire libre para que además aproveche el tiempo al aire libre.

Habilitar control parental

Muchas aplicaciones cuentan con un filtro de control parental para evitar que tengan acceso a ciertos contenidos no aptos para niños, teniendo así un poco más de control sobre el contenido que puedan consumir.

Sé un ejemplo

Por supuesto, si nosotros no queremos que nuestros hijos estén todo el día conectados a sus teléfonos tampoco podemos estarlo nosotros, ya que les estaríamos mandando un mensaje contradictorio.

Hay que tener claro que la tecnología e internet en sí no perjudican a los niños, si no que es un mal uso de estas lo que puede ocasionar todos los problemas. Por eso la razón de todos los consejos anteriores para evitar que una herramienta tan útil pueda resultar siendo muy problemática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.